935276287 info@msistudio.com

En este post, voy a hablar sobre un aspecto muy importante en la generación de familias MEP, la configuración de los distintos parámetros que definirán la función de sus conectores y, por lo tanto, el comportamiento de esta dentro del modelo.

Antes de entrar en materia, quiero remarcar que, al igual que en un modelo BIM, para la correcta ejecución de familias, se deberá definir de antemano el nivel de detalle e información (LOD y LOI) que se usará. Así mismo, se deberán definir una cantidad de parámetros estimados que van a controlar su geometría.

A raíz de lo citado anteriormente, existe una pregunta clásica sobre la elección de familias: ¿se deben usar familias con LOD’s y LOI’s muy elevados en los proyectos?

Existe gran diferencia entre las familias genéricas y las familias muy específicas, cómo podrían ser las familias de fabricante. Estas, mayoritariamente generadas con LOD’s muy elevados y geometrías muy restringidas, debido a las especificaciones de catálogo, acostumbran a ser familias poco versátiles, en discordancia con el LOD especificado en el BEP.

Por otra parte, estas familias disponen de gran cantidad de parámetros e información del producto, que se debe considerar si es necesaria en el proyecto, ya que eso se puede reflejar en pesos de archivo mayores a lo recomendado, y una sobrecarga de información no relevante del modelo. Que por ejemplo, dificulte la gestión de la información en fases de explotación y mantenimiento futuras.

Con este ejemplo, he intentado dejar constancia de lo importante que es antes de realizar un modelo, saber qué tipología de familias se van a usar, dependiendo de la información con la que se quiere alimentar un modelo BIM.

Configuración de conectores

La diferencia entre una familia arquitectónica respecto de una familia MEP se encuentra en el uso de conectores.

Imagen 1: Conectores. Fuente propia.

Por lo tanto, para que esta funcione de manera correcta a nivel de sistema en el modelo, es imprescindible definir los siguientes parámetros:

Configuración de Flujo: Este parámetro se puede definir con 3 opciones.

  • Predefinido: Cuando se requiera especificar el valor del flujo directamente en el conector. Esta configuración es la más usada para los terminales de un sistema.
  • Calculado: Se definirá esta opción cuando se requiera que el conector herede la información de caudal de la red de tuberías o conductos a la que esté conectado. Esta opción, pues, sumará los valores de flujo conectados al sistema, aguas abajo. Se usará mayoritariamente en equipos.
  • Sistema: Esta opción se utiliza cuando el valor del flujo de este conector es un porcentaje del total del flujo del sistema. Para ello, es necesario definir el parámetro Factor de flujo.
  • Unidades de aparato: Opción habilitada cuando la clasificación de sistema sea, AFS, ACS o Sanitario. Es la opción que permite definir el valor de flujo en Unidades de descarga y será la que posibilite el cálculo de agua sanitaria mediante la conversión con valores procedentes de la tabla E103.3 (3) del Código Internacional de Fontanería (IPC).

Imagen 2: Familia MEP. Fuente propia.

Imagen 3: Propiedades de Conector. Fuente propia.

Dirección del Flujo: Este es el parámetro que define el sentido del flujo, cogiendo como referencia la entrada o salida del elemento.

  • Entrante: Se usa esta opción cuando el flujo entra dentro del elemento. Este puede ser el caso de un conector de Agua Caliente Sanitaria de un inodoro.
  • Saliente: Se usa esta opción cuando el flujo sale del elemento. Este puede ser el caso de un conector de un equipo mecánico con clasificación de sistema, Suministro de aire.
  • Bidireccional: Tal y como se ve en la figura anterior, esta opción se usa cuando el elemento puede admitir ambas direcciones de flujo, como puede ser el caso de los conectores de una válvula de bola.

Clasificación de Sistema: Este parámetro define el sistema al que va a pertenecer el conector y, por lo tanto, qué función va a desempeñar en el modelo con la red a la que esté conectado. Para un correcto funcionamiento, el conector deberá compartir clasificación con la red de conductos o tuberías con los que se vaya a conectar.

De ese modo, es muy importante la correcta generación de sistemas nuevos en el proyecto, asegurando siempre la clasificación pertinente de la instalación que defina.

Imagen 4: Propiedades de tipo de sistema. Fuente propia.
  • Suministro hidrónico, Retorno hidrónico, Sanitario, ACS, AFS, etc.: Clasificación que dependerá de la función que tenga el conector en la familia en cuestión. Por ejemplo, un Fancoil dispondrá de un conector de impulsión, uno o varios conectores de retorno, además de los conectores referentes a los sistemas de tuberías y eléctrica.
  • Global: Se usará en los elementos que deban heredar la clasificación del sistema al que se conecten, posibilitando la opción de que una misma familia forme parte de sistemas con clasificaciones distintas. Una familia con este conector, como se ve en la figura anterior, puede ser una válvula de corte, la que podría colocarse tanto en un sistema de AFS cómo de ACS.
  • Unión: Clasificación que se usa en conectores de familias de uniones.

Una vez definidos los parámetros anteriores, la familia funcionará correctamente a nivel de sistema, pero existe otro parámetro en la agrupación Mecánica que permite definir además la pérdida de carga del flujo del sistema.

En el caso de accesorios, como puede ser una válvula, o uniones de codos por ejemplo, al ser elementos que alteran la dirección y velocidad del flujo, se les debe definir un método de pérdidas de carga con el siguiente parámetro:

Método de Pérdida: Este habilita 3 opciones:

  • Sin definir: Opción usada cuando no se define ningún valor de pérdida de carga al conector.
  • Coeficiente: Opción usada cuando el valor de pérdida es constante en el sistema. Con esta opción se habilita el parámetro Pérdida de carga, donde se puede rellenar, bien con un valor fijo, o mapear con un parámetro que se rija por la función que define ese valor de pérdida.
  • Pérdida de Carga: En este caso, se habilita el parámetro Coeficiente K, el que se debe rellenar con un valor de coeficiente según la tablas que rija al elemento.

La definición correcta de las familias MEP permitirá llevar los modelos BIM más allá de lo meramente geométrico. Un modelo que funcione a nivel de sistema permite extraer una información muy válida para la realización de proyectos de mayor calidad, además de procesos más eficientes de realización de los mismos.

En resumidas cuentas, se podría conseguir traspasar los resultados de cálculo externos al modelo y, con ello, ajustar secciones, mejorar trazados, sacar informes de pérdidas de carga, tener información de velocidades y flujos en terminales, conocimiento de flujo necesario de equipos e incluso realizar algún cálculo con el propio Revit, teniendo en cuenta la normativa con la que se rige y las limitaciones que eso conlleva.

Espero este post haya aumentado un poco vuestro conocimiento e inquietud sobre las familias de Revit. Si queréis seguir indagando en ellas, echadle un vistazo al post de Lookup Tables, una opción muy potente para generar familias eficientes.

Nos vemos en el siguiente post de MEP, esta vez relacionado con el Facility Management.


¿Quieres saber más sobre instalaciones e ingeniería BIM? Consulta nuestros cursos oficiales de Autodesk especializados en esta disciplina

DESCUBRE NUESTROS CURSOS BIM

You have Successfully Subscribed!

Abrir chat
1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by