Introducción

Hoy en día con el constante avance de la industrialización y la estandarización en busca de reducción de tiempos y costes, se intensifica la demanda de construcciones modulares, por lo que muchos despachos de arquitectura y consultorías van retomando estas opciones dentro de su carta de proyectos.

Sobre la construcción modular

El termino modular normalmente se asocia a términos como repetitivo, ensamblable, que a su vez suelen ser características de la tipología; es más, podemos concebir la construcción modular como un juego de lego, que nos permite ensamblar de forma estable, ayudados de un número usualmente limitado de piezas con características específicas, una nueva creación, que puede adoptar infinitas combinaciones, limitadas únicamente por el desafío de la creatividad misma.

Imagen 1. Piezas de bloques de construcción tipo LEGO. Fuente propia.

Este tipo de construcciones aseveran tener las siguientes dádivas: versatilidad, reducción de tiempos, calidad, ahorro y sostenibilidad. Una de las modalidades de construcción modular más utilizadas en la actualidad es la reutilización de los contenedores marítimos, los vemos como residencia principal -unifamiliares o multifamiliares-, segundas residencias, stands de ferias, “container truck”, bares, aulas, restaurantes, cafés, hoteles, residencias universitarias, talleres, estudios, oficinas, tiendas, piscinas, campings, centros urbanos, hasta en centros comerciales; es decir, que son perfectamente adaptables a todo tipo de proyecto; sin embargo, se está denotando un alto índice de uso en las viviendas en que se definen dos modalidades particulares, que aplican no solo a los contenedores, sino a todas las tipologías de construcción modular:

1. Adición de un módulo a un inmueble existente, ya sea como construcción auxiliar, adosar una habitación a una vivienda, un siguiente nivel, etc.

2. Proyecto nuevo, que consiste en el diseño desde cero de un inmueble

Imagen 2. Variables de aplicación. Fuente propia a partir de Revit.

Ahora bien, en cuanto sistemas constructivos, los más comunes son: estructura metálica, que también incluye las estructuras de contenedores, madera o sistema mixto.

Modelado de la construcción modular

Modelar esta tipología de construcción no es nada extraordinario, podemos hacerlo a través de diferentes herramientas de modelado, únicamente debemos tener muy en cuenta los diversos factores que nos limitan o que nos favorecen, tales como las dimensiones de los elementos, espesores y propiedades de las capas, las necesidades a cubrir, los gustos o requerimientos del cliente, acabados, aislamientos, la ubicación del proyecto, las condiciones climáticas, la normativa técnica local,  y sobre todo, el propósito del modelo, porque de ello dependerá la estrategia a utilizar.

Si nos detenemos a pensar, todos los factores antes mencionados, son aspectos a considerar cuando iniciamos un proyecto de diseño, independientemente del sistema constructivo; sin embargo, para el caso de la construcción modular suele haber una limitante que normalmente es de carácter dimensional; por lo que se ven estas cuestiones con un poco más de rigurosidad. En nuestro caso, es muy importante el uso del modelo, ya que en BIM, dependiendo del USO BIM que pretenda dársele al modelo será la estrategia de modelación; no es lo mismo trabajar para hacer un render, que hacer un trabajo de fabricación, hacer un proyecto básico a un ejecutivo; si se contabilizarán materiales o no, si queremos hacer un análisis energético o un análisis de esfuerzos, si querremos hacer cambios, generar tipologías y variaciones, si es una vivienda de unifamiliar o un edificio, etc.

En el caso de nuestra herramienta de trabajo, Revit, tenemos diversas metodologías que nos facilitan la tarea, como pueden ser los grupos, que nos permitirán hacer edición en los módulos y optimizarán el flujo de trabajo, la utilización de familias propias que se van a adaptar mejor a nuestras necesidades, la utilización de vínculos para la réplica de modelos o tipologías ya definidas, etc.

Pero habremos de situarnos en el punto de partida, la herramienta es una cosa, más conocer los insumos con los cuales estamos trabajando es de vital importancia; por ejemplo, para el caso de un proyecto con contenedores, fácilmente podremos encontrar familias de Revit a las que podamos añadir mobiliario y jugar con la distribución, mas no deja de ser una familia que ofrece facilidades y limitantes, podremos poner y quitar componentes según lo que queramos, pero nos podemos complicar o facilitar la vida dependiendo del camino que elijamos para conseguir exactamente el mismo objetivo.

Caso Práctico

Siguiendo el caso de un proyecto con contenedores, si quisiéramos ser muy puristas, habríamos de modelar la chapa, pero si buscamos entre las opciones de materiales, para ver gráficamente la sección de una lámina troquelada, únicamente lo encontraremos en la herramienta de suelos, más no en muros, y debemos recordar que a las familias no podremos insertarles las familias convencionales de puertas y ventanas. Por lo que debemos valorar según nuestro objetivo si es o no necesario modelar la chapa, si bastaría con que tomásemos en cuenta sus dimensiones para tener datos reales, así mismo, verificar si las dimensiones de la familia coinciden con las reales del contenedor, no sea nos llevemos un chasco al darnos cuenta que nos faltan 5cm para que quepa el mueble del salón en nuestra “Brand new house”.

Caso contrario es, si nuestro objetivo es desarrollar planos de fabricación, en que es muy conveniente tener clara la ubicación de los canales y los marcos de la estructura principal para facilitar la inserción de los marcos de carpinterías. Cabe mencionar que para la adaptación de los contenedores hay que tomar en cuenta muchos factores estructurales para no debilitar la estructura principal y las pantallas de la chapa, además de las buenas prácticas para añadir huecos de puertas y ventanas.

Imagen 3. Familia de contenedor marítimo. Fuente: RevitCity.

Si la fabricación es nuestro caso, debemos pensar en una opción diferente para grafiar la chapa de manera que permita ver la ubicación precisa de las aberturas en cada pantalla. Una opción podría ser modelar las chapas como componentes in situ, asignándoles la categoría de muros para poder hacer la inserción de carpinterías; sin embargo, habrá que tener en cuenta el ancho de los canales pues si son muy estrechos las carpinterías no permiten la inserción y esto nos lleva a otra opción que es apoyarnos en una familia basada en cara, y trabajar con la familia directamente.

Que dependiendo de la magnitud de trabajo que nos genere una u otra serán una opción viable o no, opciones hay muchas, invitamos a pensar en otras opciones de edición de muros u otras herramientas que nos pudiesen servir.

Imagen 4. Modelado de chapa como componente in situ. Fuente propia.
Imagen 5. Utilización de familias basada en cara. Fuente propia.

Conclusión  

Como podemos ver, formas de construir hay muchas, la imaginación y la innovación siempre buscarán nuevas opciones, existirán nuevos materiales y nuevas tecnologías, pero las herramientas serán más o menos las mismas, el hecho que sea modular no lo hace tan diferente del resto de proyectos, habrá que tomar las mismas consideraciones del resto y hacer un par de verificaciones extras y será cuestión fundamental discernir nuestros objetivos para poder establecer una estrategia de trabajo que nos permita sacar el mayor provecho de nuestro proyecto.

Abrir chat
1
¿Podemos ayudarte?
¡Hola! ¿Podemos ayudarte?
Powered by