¿Cuáles son los aspectos que debemos tener en cuenta si queremos llevar a cabo una implantación* BIM? Cuando planteamos una implantación BIM, ¿nos referimos solo a software? ¿Qué puntos críticos o aspectos definirán el resultado de una implantación?

Bases para una implementación BIM

Todo el mundo piensa, al principio de este proceso de cambio entre metodología CAD y BIM, que una implantación es algo meramente tecnológico o de software cuando, en realidad, también tiene que ver con otros aspectos más básicos, como la predisposición al cambio. Los aspectos que deberían tratarse al diseñar una implantación BIM son los siguientes:

Procesos

El establecimiento de procesos nos permitirá determinar una nueva forma de actuar consistente en toda la empresa. Es necesario establecer todos los flujos de trabajo relacionados con el proceso de diseño y con el proceso de coordinación. Tenemos que ser conscientes de que el resultado de la coordinación será consecuencia del grado de colaboración que se haya implementado durante el proceso de diseño. Porque, ¿qué sentido tiene implantar la metodología BIM si no se tiene intención de colaborar al realizar cada proyecto?

Al analizar todos los procesos en los que toma partido algún equipo de la organización para el desarrollo del proyecto podremos definir una estandarización para el desarrollo de los mismos. Los responsables de la implantación serán capaces de detectar procesos ineficientes, establecer el mejor flujo de trabajo para los proyectos que desarrollan, dejar claros los canales de comunicación entre equipos y de los entregables en cada fase de proyecto. Al determinar todo esto podremos decir que hemos establecido los estándares necesarios para dotar de consistencia los distintos proyectos y, en función de estos, las auditorias o controles de calidad. Los controles de calidad nos servirán como puntos de control para garantizar que los modelos realizados cumplen con los estándares BIM de la organización.

Esta fase de análisis y creación de estándares y protocolos debe realizarse de una forma muy meticulosa ya que las acciones que vengan a partir de este análisis partirán de las hipótesis que hayamos marcado.

En esta fase generaremos documentos como los Protocolos BIM u otras guías o manuales que nos servirán para documentar todos aquellos procesos o flujos de trabajo a seguir en todos los proyectos que realizamos.

A otra escala, un BEP no deja de ser un análisis de los flujos de trabajo a emplear para un proyecto determinado con una casuística particular.

En el post ¿Por dónde empezar un proyecto BIM? podemos ver algunos aspectos a tener en cuenta antes de comenzar un proyecto en metodología BIM. Esos aspectos serian algunas de las estandarizaciones que deberían plasmarse en los protocolos BIM después de analizarse por parte del Equipo BIM responsable de la implantación.

Equipo BIM Management

Durante la fase de análisis debería generarse un equipo a cargo de la implantación BIM. Normalmente, un responsable de cada departamento, un Consultor BIM y un responsable de la empresa en materia BIM o BIM Manager. Este equipo será el responsable de la implantación: estandarización de procesos, organización de los equipos humanos y gestión de los procesos tecnológicos relacionados con el desarrollo de la metodología BIM.

Ilustración 1. Equipo BIM Management. Fuente: Rawpixel, banco de imágenes Unsplash.

Equipo Humano

Según Andrew Barlow (especialista en adopciones digitales para empresas a través de AppLearn): “Curiosamente, para muchas empresas, el talón de Aquiles del éxito de la transformación digital se basa en gran medida en la capacidad de la gente para adoptar nuevas tecnologías”. Y no solo adaptarse a las nuevas tecnologías, también a los nuevos procesos, a las nuevas metodologías y a los nuevos canales de comunicación. En una sola palabra, al cambio.

Cultura

Pero, ¿por qué la gente es tan reacia al cambio? Para que una implantación BIM sea satisfactoria deberemos olvidarnos de la comodidad o seguridad que supone trabajar de la forma en la que hemos trabajado siempre. Esa cultura o tradición es conocida por todos los integrantes de una empresa y cuando se pretende cambiar, hay un porcentaje de gente que se arraiga a ella por miedo a exponerse a nuevas metodologías que desconocen. O, a veces, por el simple hecho de que no ven el potencial que tienen y en lo que les podría beneficiar.

Ilustración 2. Desinterés por las nuevas tecnologías. Fuente: Autodesk.

Comportamiento

Por otra parte, para aceptar un cambio metodológico dentro de los procesos de la empresa, hay que realizar antes un cambio en el comportamiento de cada uno de los individuos, sin el cual no se podrá llevar a cabo la implantación de forma satisfactoria. Las transformaciones digitales, las adopciones de nuevas metodologías o las implantaciones BIM, requieren de responsables. Requieren que ciertas personas del equipo de trabajo asuman una serie de nuevas responsabilidades, responsabilidades que no siempre están dispuestos a asumir pero que son necesarias para la correcta adopción de la nueva metodología.

Habilidades

Otro factor importante son las nuevas habilidades, necesarias para poder desarrollar nuevas metodologías o utilizar nuevos softwares. Esto implica, aparte de horas en formaciones y aprendizaje (que muchas veces se realizan en parte fuera del horario laboral), realizar un cambio de nuevo en lo que estábamos acostumbrados.

Formación y Job Training

Para poder realizar esta transformación no solo se deben realizar formaciones en un amplio rango de softwares en función del rol que asuma el integrante del equipo sino también llevar a cabo un acompañamiento durante la realización de determinados proyectos piloto. Los proyectos piloto nos servirán para poder enseñar procesos y evaluar las estrategias y procesos definidos en un principio. De esta forma, se podrán corregir posibles errores que hayamos cometido o solventar problemas que no se hayan tenido en cuenta en la fase de análisis y que hayan surgido fruto del desarrollo de un proyecto.

Ilustración 3. Uso de herramientas según rol. Fuente: Autodesk.

Tecnología

La metodología BIM se apoya en diversos softwares para poder llevar a cabo los procesos necesarios para el desarrollo de un proyecto. Los softwares son especializados: softwares para presupuestos, para modelado, para coordinación, renderizado, gestión del Facility Management, etc.

Para establecer los flujos de trabajo deberemos tener un amplio conocimiento de la tecnología y de las diversas herramientas BIM que podemos encontrar en el mercado para determinar aquellas herramientas que sean interoperables con otros softwares que usemos y poder comparar: dificultad de aprendizaje, coste, fortalezas y desventajas de cada uno de ellos.

Ilustración 4. Interfaz Autodesk Revit Fuente propia.

Al tratar todos estos aspectos y monitorizarlos (con otras palabras: realizar un seguimiento), seremos capaces de controlar el estado de implantación de nuestra empresa y así detectar los problemas que vayan surgiendo a lo largo de la implantación para poder, en fases posteriores, solucionar las problemáticas que vayan surgiendo y comenzar con los procesos de mejora continua.

En este post hemos nombrado las bases idílicas necesarias para una implantación BIM. En ocasiones, algunas de estas bases suponen un sobrecoste importante que no todo tipo de empresa puede asumir. En el post Cómo implementar BIM en PYMES, realizado por Salvador Bohigas CEO de MSI Studio, vemos algunas estrategias importantes que deberíamos tener en cuenta antes de implantar BIM en pequeñas y medianas empresas.

También os dejo el enlace de dos conferencias de Autodesk University muy interesantes sobre implantaciones BIM en multinacionales:

 

 

* Implantación: Establecer y poner en ejecución nuevas doctrinas, instituciones, prácticas o costumbres.
* Implementación: Poner en funcionamiento o aplicar métodos, medidas, etc., para llevar algo a cabo.

Artículos relacionados

1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by