IMPLANTACIÓN BIM EN LOS DESPACHOS ACTUALES

Victoria Campos

Actualmente, muchos despachos e ingenierías todavía no han implementado el uso de la metodología BIM para la realización de sus proyectos. Cada agente tiene una responsabilidad y un rol claro para la ejecución y modelado del proyecto, pero a partir de la implementación BIM, ¿cómo se distribuyen las tareas?

Se están dando casos y cada vez son más frecuentes, que por exigencias del cliente, se tienen que realizar proyectos en BIM, pero que como ninguno de los miembros del despacho actual tiene conocimientos de estas herramientas, se está ampliando la plantilla con técnicos especializados. 

En un post anterior, BIM Y NUEVOS PERFILES PROFESIONALES, explicamos la cantidad de agentes que han ido apareciendo por la necesidad del control del modelado y cuál es la función de cada uno. Pero ¿cómo se incorporan en una empresa ya formada y se divide el trabajo?

En este post resumimos cómo se están llevando a cabo estas implementaciones y cómo se están dividiendo los trabajos entre los agentes actuales y los nuevos.


MODELADO

Para la extracción de documentación gráfica, tendremos al BIM Modeler u operador BIM, y al delineante o proyectista. 

Será un trabajo mano a mano, con el modelado general en formato BIM, del cual se realizarán exportaciones para planos de detalle o emplazamientos.

Con el uso de los softwares BIM, es muy importante la utilización de estándares y la investigación de nuevas aplicaciones para mejorar los procesos y reducir el tiempo de modelado. De manera que, si la empresa lo permite, es muy importante incorporar a los nuevos agentes que se encargarán de estas funciones: ModelingSpecialist, BIM Software Developer, BIM Facilitator y BIM Researcher.

COORDINACIÓN

El correcto flujo de trabajo para la realización del proyecto, estará bajo la responsabilidad del BIM Manager y del coordinador de proyectos.

Anteriormente, el coordinador de proyectos era el encargado de estas dos tareas, pero con la incorporación de la metodología BIM, se necesita a un especialista para que controle el correcto modelado, así como desarrollar los estándares y gestionar la coordinación entre las diferentes disciplinas. También se encargará del cumplimiento del BEP (Building Execution Plan) y del mantenimiento de dicha metodología.

Según la magnitud del proyecto, es posible que se necesiten más agentes que controlen cada parte específica, que sepa escuchar qué es lo que necesita el coordinador para la realización del proyecto, y sepa dividir las tareas según convenga. Es posible que se necesite la figura del BIM Coordinator y BIM Consultant.

Es un cambio muy brusco de flujo de trabajo. Trabajadores y empresas se tienen que ir adaptando al cambio. Por exigencias de las entregas, las empresas no pueden ir adaptándose poco a poco e ir aprendiendo, de modo que con la incorporación de la nueva plantilla especializada, la empresa puede caer en el error de dividirse en dos: el equipo BIM y los no BIM. Aunque cada parte esté utilizando softwares diferentes, o se encargue de tareas diferentes, siempre tienen que estar comunicados y saber qué está realizando cada uno de ellos.

Aún conseguir la correcta realización de los proyectos, es importante que aquellos agentes que no tengan conocimientos BIM, cambien su situación mediante cursos o másters, ya que para poder establecer un flujo de trabajo óptimo en la metodología de empresa, todos tienen que saber cómo funciona y las diferentes herramientas. No queremos decir que cada uno de ellos tenga que ser un especialista en el software que se utilice, pero es la única manera de poder organizar de una forma adecuada los timings, responsabilidades y mejores formas de proceder.

          

Escriba un comentario

Usted debe ser registrado escribir un comentario.